Liderazgo en América Latina

Hola, estimados. Que gusto compartir y abrir este tema.

Quiero proponer este tema sobre el “liderazgo” cristiano dentro de nuestras congregaciones, lo pongo entre comillas ya que el concepto de la palabra “liderazgo” de con lleva ciertas connotaciones dentro de ella, pero cómo éste rol nos puede llevara a tener un organigrama dentro del área eclesial. Así que con esto en mente, quiero saber ¿Cómo creen que debería ser el liderazgo en nuestras congregación? Incluso poniéndonos a pensar en el rol de Jesús dentro de la comunidad que formó en sus años de ministerio en la tierra y contrastándolo con nuestras congregaciones. ¿La congregación y los pastores tienen una relación de comunidad? ¿Habrá alguna distancia entre “poder” y “pastorear” dentro de los que están al frente de las Iglesias? ¿Cómo compartir las Buenas Nuevas de Cristo en una sociedad donde la mayoría de liderazgo se ve formado por “caciquismo” o “caudillismo”?

Espero podamos reflexionar sobre esto.

1 Like

Hola @isalvarado!

Las preguntas que haces me parecen muy buenas, en especial en el contexto en el que estamos. Pero como has hecho varias :laughing: me gustaría ir de a pocos y ya en la conversación quizás logremos profundizar en varias :smile:

Sobre cómo debería ser el liderazgo… Pues justo como mencionas, Jesús tiene que ser el paradigma de toda nuestra manera de vivir (incluyendo obviamente el liderazgo). Por lo que veo en los evangelios, creo que hasta resulta dificil separar la vida entera de Jesús de su liderazgo. Porque Él sabía que cada cosa que hacía era por amor a Dios y amor al prójimo, y en ese sentido sirvió siempre dando el ejemplo, sabiendo en última instancia que lo que hacía era lo correcto a los ojos del Padre y no para agradar a los hombres. Así que para nosotros esa debe ser la base de nuestro liderazgo: un amor de corazón sincero delante de Dios y una entrega servicial a nuestro prójimo. Y para poder llevarlo a cabo se necesitarán muchas herramientas.

En nuestro contexto latino, tendemos a enfatizar mucho la parte relacional de la fe. A tener una comunión personal con Dios, estudiar la Palabra para buscar cómo nos debe guiar en el día a día y ser buenos con nuestros hermanos de la iglesia. Lo que creo que hemos descuidado es en tener un enfoque de estudiar a profundidad lo que la Palabra misma dice, en lugar de buscar una interpretación privada de ella. Jesús nos lo muestra cuando en la sinagoga toma el rollo de Isaías. Se ve en primer lugar que tenía hábito de leer ese rollo (porque tomar un rollo escrito ya se en hebreo o griego -sin separaciones entre palabras- y encontrar un pasaje sin capítulo ni versículo debe haber sido una tarea titánica!). Y en segundo lugar Él toma el pasaje y lo aplica como era correcto. Algunos se ofendieron, pero su motivación no era el causar problema sino el mostrar lo correcto en amor a ellos y al Padre.

Como escuché a un maestro decir “nuestras iglesias han crecido kilómetros en su expansión, pero lamentablemente solo unos centímetros de profundidad”. En primer lugar nuestro liderazgo debe tener un amor genuino por Dios, pero eso no debe significar descuidar la profundidad de nuestros estudios. Como liderazgo se debe tener una fe sólida que conozca y domine la Palabra y todo lo necesario para poder guiar a los demás.

Pero todo esto se debe hacer buscando desarrollar más líderes que hagan lo mismo. Porque Jesús también hizo eso. Él no solo se quedó con todo lo que sabía, sino que instruyó a otros para que lideren a los que venían después de ellos. Haciendo esto creo que se batallaría muy bien contra ese caudillismo que tienta a muchos y que luego suele ser muy destructivo.

Tú qué liderazgos crees que existen hoy? y qué crees que se debería mejorar o qué abandonar?

1 Like

Hola, Renzo.
Gracias por responder.
Hay mucho para hablar respecto al liderazgo y modelos de éste en nuestras congregaciones.

Sin duda alguna, Cristo es quién nos modela en todo en la vida, incluyendo éstas áreas. Y la comunidad de fe del primer siglo, también nos dan un camino en como congregarnos, cómo servir y cómo caminar con otros.

En general, considero que los liderazgos hoy en día, en muchas de las congregaciones cristianes evangélicas, es de compadrazgos, teniendo una símil con la del poder político. Y puede que no se vea a simple visto como malo, considero que ya nos acostumbramos a percibir dichos puestos en el liderazgo de las congregaciones, como algo normal, incluyendo voltear a ver al pastor o líder más allá de Cristo, y su ejemplo de vida.

No lo sé, son pensamiento, ideas y apercibimientos que veo.

Sin duda, algo que debemos de trabajar, es volver a ver a Cristo como el ejemplo de liderar, si es que cabe dicha palabra en las acciones de Cristo. Y poder crear una estructura de liderazgo sano, y conforme a una comunidad creciente en la palabra y la profundidad que ésta tiene, como tú lo dices.

E invitar a otros, quienes lean, a colocar sus comentarios y poder escribir si no están de acuerdo, también.

Un abrazo, Renzo.

Por favor ayudame a terminar de entender esa idea del compadrazo. Creo entenderla pero quizás no la estoy captando del todo.

Por el lado de la iglesia primitiva (y el resto de historia de la iglesia), yo creo que sí hay un montón de cosas que aprender, tanto cosas buenas como malas. Por ejemplo, el tema de las viudas judías y las helenistas. Había ahí un tema de discriminación hacia los helenistas por no ser tan “puros” como los judíos locales, y los apóstoles no buscaron solucionar el tema por su cuenta, sino que levantaron nuevos líderes (y justamente todos diaconos helenistas), porque el princípio bíblico fue el de ser iguales todos ante Dios gracias al evangelio.

Después también podemos ver cómo le iglesia medieval se corrompió mucho cuando jugó a manejar la política. Aunque quizás en un inicio se tuvieron buenas intenciones, el hambre de poder y el poco discipulado trajo consigo mucha corrupción.

En qué país vives hermano?

Perdón por responder hasta hoy, Renzo.
Sí, creo que la idea de compadrazgo el de dar el liderazgo por ser amigo o conocido de quién “funda” una iglesia.
Soy de Guatemala, y de pronto, puedo percibir esto en las congregaciones de acá. Pero, sin duda, es un común denominador en el resto de Latinoamérica.

Como dices tú, de la iglesia primitiva hay mucho que aprender y tanto que poner en práctica.

Y has dado algo del que solemos “pecar” actualmente con lo de la iglesia medieval que mencionas, el hambre de poder y el poco discipulado, nos ha traído fieles a Cristo, que confunde el “liderazgo” dentro de las iglesias con una perspectiva de la sociedad.

Hola mi hermano!

Guatemala! Algún día me gustaría conocer ese bello pais :slight_smile:

Y bien como dices ese compadrazgo creo que es una realidad en varias iglesias. Personalmente nunca he visto esos casos, solo he escuchado. Y ahora que lo he estado pensando y pensando creo que el problema empieza como dos pasos atrás y responde más a un mal entendimiento de nuestra fe protestante.

Por un lado es innegable que nuestro pueblo evangélico es celoso de una mejor y más santa iglesia para Dios, pero creo que también ese se ha vuelto un celoso orgulloso en muchas ocasiones. Hay algo a lo que llamo “el síndrome de Lutero”. Y creo que es lo que ocurre cuando una persona en una determinada congregación decidió (en su propio consejo) que ya fue suficiente de “las imperfecciones de mi iglesia” y decide irse a fundar una “nueva y mejor”. Pero al fundar ese nuevo lugar no hace más que inculcar en sus propios discípulos ese mismo espíritu que luego terminan saliendo a fundar sus propias iglesias pero saliendo en malos terminos de su iglesia madre. ¡Y esto nos ha llevado a tener una atomización gigantezca de iglesias!

Hay algo también que debemos aprender del ejemplo del rey David. Una vez leí el libro “Perfil de 3 monarcas” de Gene Edwards (que lo recomiendo mucho) y me ayudó mucho a analizar su tipo de sumisión a la autoridad y su propio liderazgo. Por un lado David sufrió hasta de intentos de asesinato por parte de Saúl, pero él sabía que Dios lo había puesto ahí por algo y decidió esperar por el juicio del mismo Dios. Luego Saúl sería castigado en su momento y David se llevó consigo muchas cosas aprendidas de tantas pruebas. Luego David le tocó ser rey y enfrentar una nueva persecusión, la de su propio hijo Absalón. Y tuvo temor de ser él un Saúl que usaba su poder abusivamente y nuevamente esperó el juicio de Dios, y Dios obró.

En la misma historia de la iglesia se vio el caso de la herejía donatista que buscaba que los pastores/obispos sean perfectos para que su servicio sea válido, lo cual fue rechazado por la iglesia que sabía que se debía respetar a sus autoridades. Y por otro lado, el caso de Lutero fue muy particular pues él fue expulsado de la iglesia en un escenario de una crisis sin presedentes.

Por estas cosas, es que creo que lo que está fallando en nuestras iglesias latinas es un corazón más humilde ante las situaciones que se nos presentan y un terrible espíritu revolucionario que quiere hacer de todo una causa por la cual “liberarse y ser libres de lo malo”. Y ante la maldad el liderazgo presente, hace falta un corazón de amor que busque la restauración del lider y el servicio a los demás que no busque rédito personal.

Y así regresamos a Jesús, nuestro mejor ejemplo de lider siervo, manso y humilde de corazón.

Hola @isalvarado muy buen tema para reflexionar y meditar.

En mi opinión el tema de liderazgo es muy amplio y va más allá de un lugar, sea Iglesia, empresa, grupos, etc. Como cristianos nuestra cosmovisión es bíblica, por tanto temas como liderazgo, pastoreo, servicio podemos encontrar el significado original en la Biblia.

Uno de los que podemos encontrar en la Biblia es el “liderazgo que impulsa” por poner algún nombre, entre algunos ejemplos, como Elias y Eliseo, la Biblia nos muestra que Elías realizó 7 milagros y Eliseo 14 (el doble). En el ejemplo de Jesús podemos encontrar como Él pudo impulsar a sus discípulos, a ojos humanos los discípulos realizaron más obras que Jesús, recorrieron otros países, (repito, a ojos humanos). ¿Que quiero decir con esto? Que el liderazgo de Jesús y Bíblico es como un trampolin, se basa en que los discípulos crezcan más que el discipulador, que el líder es el que primero hace y enseña, no solo el que “ordena”.
Trabajo hace unos años con los jóvenes y siempre el ejemplo de lider que tienen, es al lider de jovenes de la Iglesia o líder pastoral, ya sea por que los han lastimado o por que los tienen como ejemplo, pero el deber del líder es que vean a Jesús cada vez más, ya sea con palabras o con actos decir, no me miren a mi, si no a Jesús. Obviamente esto no es sacando la responsabilidad de sus actos, me refiero a que no dependan del líder, si no de Jesús. Pareciera algo “obvio” pero es un principio, porque si no los jóvenes van a tener al Dios del líder y no a su PROPIO Dios por así decirlo.

En la segunda pregunta, en mi opinión, creo que la Iglesia es una comunidad y no existe diferencias, es algo que quizás choca con nuestra realidad de Iglesia, pero uno debe saber que si busca la Iglesia perfecta, debe esperar a llegar al cielo.
“Jesús camino con sus discípulos”, en esta frase encontramos mucha enseñanza del poder del liderazgo
1 - Jesús los llamo amigos (Juan 15:15), camino con ellos compartiendo dificultades y distintas tareas cotidianas (alimentos, limpiarse, charlas y mucho mas)
2- Jesús se volvió vulnerable al frente de ellos. (Marcos 14:32-42) - Jesús pidió que oren por que estaba “angustiado hasta la muerte”, no fue una persona que se mostró “fuerte” todo el tiempo.
3- En otra ocasión Jesús les pregunta a sus discípulos "¿Quién dicen ustedes que soy yo? (Mateo 16:15) no solamente pregunto para aclararles o para que El Padre se lo revelara a Pedro, si no para escucharlos, para enseñar, para conversar.
4- Jesús enseñó primero como se hace - En Juan 13 Jesús lava los pies de los discípulos, primero realizó y luego dijo que deben hacer.
Podemos ver como el Líder o Pastor es el que se encuentra cerca de la comunidad, de la Iglesia, de los miembros y de cada uno por individual.

La tercera pregunta, suena loco pero es como dijo el “Tío Ben” en Spider Man 1, “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad”, en mi opinión no se si llamarlo poder, pero sí autoridad, que es dictada por Dios, obviamente es real que esa autoridad es “mal usada” en ocasiones, pero esto no quita la autoridad, uno debe saber que esa autoridad va a ser rendida cuenta por Dios. En el caso de que la autoridad sea mal usada, podemos ser como Saúl, atacar a la persona y matarla con palabras. Podemos ser como Absalón revelandonos e irnos de su autoridad por que la ha ejercido mal o podemos ser como David que respeto y amo, sabiendo que Dios lo había ungido a Saúl a pesar que usó mal su autoridad.

Creo que la ultima pregunta diría lo que dije antes, podemos ser Saul, Absalon o David. Es una manera de entregar las buenas nuevas sin necesariamente hablar, si no con actos.

(Te recomiendo un libro llamada "Perfil de Tres Monarcas)

Espero que te haya ayudado en algo, muy buenas respuesta y reflexiones! Como dije al principio es un tema muy amplio, así que para no escribir mas, me detengo :joy: :rofl:

Bendiciones!
Marcos Vera

1 Like